MI AVENTURA

Page

Será porque soy hijo de hippies de los setenta y mi infancia la pasé en la vida nómada de unos padres que perseguían la libertad, sin saber qué era, ni poder alcanzarla, que al llegar a adulto me siguió impulsando la inercia viajera.

De mis padres aprendí la aventura como filosofía y método de vida. Sólo en la aventura es posible vivir. Pero vivir una vida de aventuras no implica necesariamente viajar, sólo que en mi caso coinciden ambas cosas y si además, gracias a la internet y al espectáculo, podernos hacer de este estilo de vida ocupación rendidora, ¡pués mejor!

Como para mí vivir y aventurar es lo mismo, este no es un blog a lo Anthony Bourdain (QEPD), sino más bien una ventana a mi cotidianidad. Aquí no esperen que coma gusanos o me bajé con pirañas en el Amazonas. Encontrarán más bien mi esfuerzo por motivarles e inspirarles en conducir una vida de aventuras.